viernes, 24 de julio de 2015

Poema de Loly Giménez

En el grupo de Escritores en su Tinta hay mucha poesía. Poesía como la que nos ofrece Dolores Antonia Giménez en su libro "Diario de sueños y pesares". Aquí tienes una muestra de lo que puedes encontrar en su obra.

















poema V

elegía a antonio giménez hert, al padre,
al mio, al ausente en esta orilla.

Invernales brumas
imitan el vuelo de mariposas,
que nunca oyeron mi voz;
lienzos nocturnos son ya destierro
del que vino vestido de levedad;
tirano es el viento en marzo,
a duelo se espiga en silencio
y detrás de tus parpados
como un cazador de letanías,
las alboradas ardidas
volverán a ser borrosas pinceladas
de barro y lagrimas,
en las que ahora te deshojas
en eternas ausencias.
Mientras, acumulando deshoras
se abotona la noche en tus sienes.
Varada en las nubes, vestida de adiós,
pinta el campanario una tonada,
salobre ropaje de cascada,
que me hace pedir que hoy sea
solo, hoja de otoño,
secándose a cada parpadeo,
en la inconclusa espera,
donde declaran y arrecian,
sombra y tristeza,
de tanto perder soles y lunas
en el altar inesperado
de impuesta inclemencia,
va cayendo atardeceres
quien antes juntaba sonrisas,
el que plagado de sueños
anocheció de prisa,
asomado a la negrura de dos monedas,
divisa del mudo barquero,
navegante por orillas
de ese río de sombras, sin brisas.
Y yo me envolveré de desolación que llueve;
sangra, se desparrama el ánima
desfilando silencio, se deshila mi vida
junto a piedras olvidadas,
garra poderosa de arena y guijarros
que te llama por tu nombre,
que tú ya has olvidado,
en las goteras del tiempo
y que te arrebatan, respirandote,
este severo pedestal,
en el extenso tormento.

Dolores Antonia Giménez Gelardo

lunes, 20 de julio de 2015

EL CAUTERIZADOR

  Si te gustan los comics y los thrillers psicológicos, ésta es tu lectura para las próximas vacaciones. Es la primera publicación de Vicente Damián Fernández que se ha encargado de escribir el argumento y de las ilustraciones. Para que vayas abriendo boca, aquí tienes un fragmento:


             INTRO          

6 de junio

Ha llegado un paciente nuevo a la unidad de psiquiatría del Hospital. Dice llamarse Andrew Foster. Lo encontraron deambulando por la calle, desorientado, confuso y balbuceando frases sin sentido. Se muestra desconfiado, claramente psicótico. Presenta lo que parece ser un delirio de ruina: asegura haber causado daño a todo aquel que le rodea y dice que nadie puede acercarse a él sin exponerse a un gran riesgo. Resulta inofensivo.
No se ha resistido ni negado al ingreso, parecía incluso aliviado cuando el residente se lo propuso. No es de extrañar, su estado de salud es deplorable; debe llevar días sin comer y al menos semanas durmiendo en la calle. Su psique se revela igualmente exhausta. Perdido todo contacto con la realidad, espero que aún podamos hacer algo para hacerle volver.
Apenas nos ha contado nada  que nos ayude a localizar a algún familiar; me vendría bien saber más de él.
¿Quién eres, Andrew Foster?

24 de junio

Después de dos semanas de tratamiento con psicofármacos la sintomatología sigue sin remitir del todo. Continúa mostrándose evitativo, rehuye el contacto social y siempre que puede se aísla. En las entrevistas, en cambio, empieza a sentirse algo más cómodo y confiado conmigo. Sigo sin saber mucho más sobre su vida, pero nuestras sesiones son muy interesantes. Andy -así es como me pide que lo llame- es muy inteligente, aunque sospecho que carece de estudios universitarios.  Está familiarizado con conceptos psicológicos, algunos de ellos complejos. Dice haber leído a Freud y conoce las teorías de Jung sobre los arquetipos y el inconsciente colectivo. Su lenguaje es pulcro y cuidado y su trato con el resto del personal resulta casi exquisito. Parece saber en todo momento lo que los demás necesitan oír…
Confieso que hay algo en él que me resulta fascinante y a la vez aterrador… Y no sólo yo lo he notado: también el resto de los internos. Algunos, como polillas atraídas por la luz buscan siempre tenerlo cerca. Otros, en cambio, se agitan ante su presencia, nerviosos, inquietos, asustados… La mayoría revolotea a su alrededor sin atreverse siquiera a mirarlo.
Tal vez lo someta a una sesión de hipnosis.

4 de julio

Es asombroso; su mente es asombrosa. Las sesiones revelan un desdoblamiento de la personalidad extraordinario desde el punto de vista clínico. Bajo hipnosis la personalidad de Andy se torna megalomaníaca: asegura tener el poder de entrar en la mente de dementes y perturbados, nada menos que en sus inconscientes,  para enfrentarse a sus arquetipos. Demonios y monstruos que generan patologías, trastornos y desórdenes mentales de toda índole. Y asegura que es capaz de curarlos.
Resulta absurdo. Las teorías de Jung están superadas, no tienen consistencia empírica, ni suficiente fundamentación. Carecen de todo aval científico y la psicología y la psiquiatría modernas han renegado de ellas y las consideran poco más que tratados de magia o alquimia, un intento fallido de aunar ciencia y creencia.
Y sin embargo…

25 de julio

No sé durante cuánto tiempo más conseguiré dar largas a la dirección del Hospital. Esos viejos fantasmas con batas blancas, soberbios y arrogantes que olvidaron hace mucho la razón por la que están aquí. Tampoco durante cuánto tiempo podré seguir fingiendo que dedico todos sus recursos a nuevos ensayos clínicos. Tengo que encontrar la forma, necesito saber más. Tal vez si la junta directiva cambiara… Con Simonson al frente las cosas serían diferentes. Él todavía no ha perdido el interés científico. Tal vez él pueda ayudarme a conseguir más fondos, más tiempo. Los otros pacientes han perdido todo el interés para mí. Resultan intelectualmente aburridos. Necesito tiempo.  Los avances con Andy son prometedores. En estado normal sigue siendo alguien tímido, frágil, delicado incluso. Bajo hipnosis su personalidad es arrolladora, exuberante, tremendamente atractiva.

30 de julio

Mañana es el gran día. No consigo conciliar el sueño. Confieso que me siento  emocionada ante la posibilidad de un gran avance que podría cambiar para siempre la forma en la que se interviene en pacientes psiquiátricos. Andy está preparado; todo está preparado. Después de todos estos ensayos, nuestra comunicación ha llegado a un nivel de conexión casi íntimo. Espero poder conducirle por la mente de otros como lo he conducido por la suya propia.  Y tenemos al otro perfecto: Emma Rauschenbach, 45 años. Catatonía grave. No responde al tratamiento. Probaremos con Andy antes de recurrir al electroshock. Es arriesgado, lo sé, pero algo me dice que lo conseguiré. Sal estará conmigo, lo necesito. Sigue sin estar del todo de mi parte, pero sé que no hará nada para impedirlo; no se atrevería.

31 de julio

No entiendo qué ha podido pasar… Todo iba bien. Andy respondió tal como esperaba. Sal debió dejarme continuar hasta el final. No debió intervenir, no hasta que…
Las emociones… tengo que centrarme en las emociones…
Necesito dormir, estoy exhausta.
Mañana revisaré mis notas; tendremos que hacer correcciones. El Hospital ha decidido dar el alta a Andy. Demasiado caro, demasiado tiempo, demasiado turbio, han dicho. No importa, le he conseguido una habitación a dos manzanas de aquí. Tengo que seguir viéndole, necesito seguir viéndole.


 Extractos del cuaderno de notas de la Dra. Lynn Miller,
recopilados y traducidos por Beatriz Bernad.

Jaime quiere ser un árbol

  
Para los que no conoceis todavía el libro infantil "Jaime quiere ser un árbol", aquí os dejamos las primeras páginas. Es una bonita historia contada por la escritora Beatriz Bernad e ilustrada por Vicente Damian, también escritor.
























martes, 16 de junio de 2015

FRAN Y LEONARDO

La escritora Fini Alacid nos ofrece una divertida historia a modo de poesía. Que gozada.



CUANDO FRAN CONOCIÓ A LEONARDO EN EL DIA DE SU CUMPLEAÑOS

Treinta y uno de Mayo
en pleno Renacimiento italiano
el joven Fran-ciscano
en la calle sus artes pictóricas estaba desarrollando
cuando de repente,
junto a él se detuvo Leonardo.

“¡Pardiez! ¿eso que es?”
preguntó el insigne artista anonadado.
“¿Que arte es ese
del que mi persona no está al corriente?
¿Como es posible pintar así a la gente?

Fran se giró impresionado
pues a tal reacción
no estaba acostumbrado.

“¡Hombre! por fin alguien a quien mi arte le concierne”
exclamó el artista entusiasmado.
“Caricatura es su nombre exactamente”
Y cuando reconoció al protagonista de tal halago
no pudo menos que decirle algo abultado:
“Maestro, permítame no entenderle,
pues siendo usted para todos un referente
¿como es posible
que mi arte no comprende?,
incluso le diría algo más allende,
¿como es posible   
que de este arte no sea usted el ascendiente?”

Una vez su discurso terminado,
 con un pequeño lienzo en sus manos
y sin dejar de mirar a su interlocutor pasmado
             un diferente proyecto se dispuso a ser comenzando

Al  Maestro, sus palabras al fondo le llegaron
y con el orgullo pisoteado,
no pudo menos que contestar airado:
“¿Como se atreve, joven insolente,
dirigirse de este modo tan irreverente
a este aquí presente?
¿no sabe usted que pasaré a la historia
como el mayor erudito
jamás viviente?




¿que cualquier ingeniería, ciencia o arte
a mí no se me hace resistente?”

Fran, que todo aquel alegato
por ahí se lo había pasado,
entregó al Maestro
 el pequeño lienzo terminado

Leonardo lo contempló extrañado
hasta que al reconocerse desfigurado
una sonrisa en su rostro se estaba asomando
 y con toda humildad
a Fran le dijo apasionado:
“que emocionante,
pero si soy yo en este mismo instante.
Con mis defectos a lo grande
hace usted una gracia exultante,
¿vendría a mi taller a enseñarme?”

Pero de un balcón cercano
una dama vestida de blanco
gritó sin reparos:
“Fran, sube rápido,
que las velas de tu tarta
se están apagando”

El artista
a su amada terminó contestando:
“Manoli, no grites tanto,
que de recoger ya estoy acabando”

Leonardo,
incrédulo ante lo que estaba presenciando,
dijo sin reparos:
“¿Como un hombre de su valía
por una simple mujer
está siendo obligado?

“Ay don Leonardo”
respondió Fran resignado
con sus bártulos cargados
“que en el futuro
 las mujeres todo lo estarán controlando
y a mí
una de ellas me ha tocado.
Me voy pitando,
que hoy es mi cumpleaños
y con ella lo estaré celebrando”


FIN   

EL TRASTERO - INMA ESCOBEDO RICO

La escritora Inma Escobedo nos regala un par de fragmentos de su novela "El Trastero". Toda una delicia para ir abriendo boca y disfrutar de la obra entera.

EL TRASTERO   —Novela—

            Todos los lugares, situaciones, y nombres de esta novela son imaginarios, sin embargo puede que en mis sueños o en mi despertar,  esta historia tuviera lugar. En ella, hay más verdad en lo que parece fantasía, que en los hechos cotidianos que se narran. 
            El Trastero  está basado en un hecho real.
                                          Inma Escobedo Rico –autora-




            Sara, pensativa, vuelve a recordar el sueño de la pasada noche. Desde que llegara a la casa de la playa, todos los acontecimientos la sumergen sin remedio en ese pasado que creyó perdido, pero tan fielmente conserva en el recuerdo. 
            «¡Y dicen que Fernando ha vuelto!... después de casi diez años, sin una carta…»
            Cierra el libro que tiene entre las manos y susurra cabizbaja: «Me siento sola, perdida,  como aquel día  ¿recuerdas, mamá? Cuando era niña, en el pinar,  y  aunque no dejaba de llorar sabía que tú me encontrarías,  pero ahora…»  —calla un momento y  moviendo suavemente la arena con la mano continúa diciendo: «Tengo mucho miedo, miedo de que nadie venga a buscarme, y no sé cómo, pero creo…  que he olvidado el camino de regreso a casa; dime… ¿cómo lo voy a encontrar, ahora que te has ido?»    
Se ha quedado en la playa hasta la puesta de sol. Las primeras estrellas apuntan desde el cielo, y -como dijera el guardián en aquel extraño sueño- mirándolas,  también ella hoy se pregunta: «¿Qué ha sido de tus sueños, Sara?»





La vida a veces puede ser muy complicada, sin embargo otras nos habla con un lenguaje claro como trazos de acuarela. El lenguaje que Sara habrá de descifrar  a través de un sueño recurrente, para encontrar su camino, perder el miedo a vivir, recuperar  la ilusión, y amar… atreverse a amar de nuevo,  como la más grande aventura.

            «Siempre hay que escuchar al corazón.  Yo lo ignoré, lo acallé, lo dejé prisionero en el fondo de un profundo pozo o en el rincón más oscuro de un olvidado Trastero;   sin aire,  sin luz, sepultado allí, moró.
            «¿Qué es ese Trastero de mis sueños?»  —pregunté una tarde a Carlos.   
            «Esta cabecita tuya llena de musarañas» —me contestó riendo—. De todo encierro hay que salir por piernas, a gatas, a rastras;  ¡salta! ¡Grita! Busca ayuda si hace falta. Déjate tirar, empujar, aupar,  ¡sal de tu encierro!  Date una nueva oportunidad,   que la vida pasa   y no espera por nadie…  que la vida por tu puerta de largo va a pasar.»

EL TRASTERO -novela-

miércoles, 3 de junio de 2015

NUEVO POEMARIO DE ENRIQUE ABAD

    El grupo de Escritores en su tinta estamos de enhorabuena. Cada vez son más lo autores que se interesan por pertenecer a esta familia de autores. Además tenemos el placer de contar con compañeros que llevan con nosotros desde el primer día y que siguen publicando nuevas obras.

  
  Es el caso de Enrique Abad que tiene nuevo poemario y que ya se puede adquirir en las librerías.

  Enrique vuelve a mostrarnos con su poesía el amor y la melancolía, sentimientos que seguro hemos vivido todos alguna vez y que, quizás, volvamos a tener presentes en nuestras vidas.

 Es el cuarto poemario de este autor ilicitano que escribe desde el corazón plasmando los sentimientos más sinceros desde el punto de vista del amor, las relaciones, los desengaños e, incluso, la tristeza.











  Si quieres conocer un poco mas a Enrique Abad puedes visitar su blog o su página web

   Seguro que te gustará y disfrutaras de su buena poesía.

miércoles, 6 de mayo de 2015